Total de visualitzacions de pàgina:

dilluns, 29 de juliol de 2013

Ley wert, seguimos avanzando hacia atrás



Corren tiempos difíciles para el pensamiento humano. Para la libertad de elección, para la capacidad de razonar. El pensamiento crítico se diluye en una sociedad liquida que lo impregna todo de inmediatez y de facilidades comerciales.
Intentando comprender el pensamiento, observo que todas mis reflexiones, y en consecuencia mis acciones, vienen determinadas por unos elementos delimitados. Cada idea que pienso es producto de mis experiencias, mis lecturas, mis conocimientos, de mi entorno, en definitiva de todo lo que compone mi identidad. A este concepto, ahora se le llama bio-psico-social. Todo lo que compone mi ser (a nivel biológico, psicológico y social) tiene influencia sobre mis actos, mis pensamientos y mi persona. Y esta identidad es personal e intransferible, es única. Cada uno de nosotros tiene una y es diferente a las demás. Me gusta pensar que cada ser humano es un gran enigma y un ser especial. Que cada uno de nosotros tenemos particularidades que nos diferencian y a la misma vez nos determinan. Así todas nuestras conductas y pensamientos serán determinadas según nuestras experiencias vitales, tanto físicas, como biológicas, psíquicas o sociales.
Con todo esto entiendo que cada ser humano puede elaborar una opinión distinta sobre una temática en concreto. Ahora bien, analizando el funcionamiento de nuestra democracia observo que en demasiados casos es difícil hacer prevaler esta opinión personal y podríamos llegar a pensar en algo paradójico. Viendo la gran cantidad de diputados que llenan el parlamento o el senado, según la explicación anterior, alcanzaríamos la idea de que cada uno de ellos puede elaborar su propio pensamiento, según su trayectoria vital. Pues seguramente lo hacen en sus casas, pero en donde se deciden y se discuten las leyes que afectan a toda la población es evidente que no. Todos los miembros de un partido se ven obligados a votar lo que el partido haya decidido, independientemente de lo que piense cada uno. En caso contrario son castigados con una multa económica y en una cuestión extrema pueden llegar a ser expulsados del partido.  

Quería reflejar la evidencia de la magnífica ley que nos ha impuesto nuestro gran amigo de la pedagogía Jose Ignacio Wert. Una ley en que todos sus colegas de partido han votado a favor. Pero pondría la mano en el fuego en que a más de uno, se le paso por la mente la aberración humana y pedagógica en la que estaban participando. Alguien con un minúsculo criterio educativo y con una vaga idea de lo que es la educación, en ese momento se le pasaría por la mente la gran injusticita que significa esta ley. Una ley que etiquetará a todos los “malos estudiantes” determinándolos a un fracaso absoluto. Una ley que discrimina y niega cualquier acto educativo posible. Una ley que no deja espacio a las partes más vitales de la educación, como es la imaginación, la improvisación, los intereses reales de los/las estudiantes, los sentimientos, el acompañar (y no moldear) a las personas en el proceso de crecimiento. Una ley que crea espacios aún más autoritarios y disciplinados.
En fin, mis ideas basadas en la pedagogía libre es evidente que están muy lejos de cualquier reforma educativa. Pero siento que nos estamos alejando, que estamos destruyendo y que estamos negando la posibilidad de crear espacios libres de ideologías en donde los niños y niñas disfruten compartiendo su vida con los demás. Me da miedo que estemos en un punto de no retorno. Me gustaría mandar muchos ánimos y abrazos a todos aquellos y aquellas que siguen trabajando en proyectos de educación libre, a todos los que intentamos cambiar el mundo a través de la educación y sobre todo, a todos y todas las que promocionan el pensamiento crítico.

2 comentaris:

  1. Soc catala...
    Me gustaría dejar constancia de como merman las capacidades a todos los niveles de un niño al empezar la escuela.
    Desde lo sintetico de como se conocen a través de la maestra,hasta lo mas malversador,que es la comida escolar obligados a beber agua del grifo,tirandoles la botella que les das para paliar un poco,su sed,junto con la obligación de comerse las grasas de cerdo,llegando a ponérselas en la boca vigilando que trague.El ponerlo en evidencia,el darle deveres impidiendo desconectar....
    Unos parámetros concevidos,para crear adicción en las sectas...los corros...el futbol...el teatro escolar que emite conceptos de comportamiento religioso.La obligación de aprender primero catolicismo antes que todas las demás logias.El permitir el patio mixto por faltas de personal,con el consequente bulling.
    El miedo del niño a perder lo único que le protege,ya al empezar cada dia de su vida.Obligando al mismo padre a llevarlo,para reafirmar la fuerza del credo.
    Hay mil razones para no llevar el niño al cole,desvistiendolo de vida...pero la mejor es hacerlo,por su alma.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola! Ante todo gracias por tu comentario. Y una sugerencia, si prefieres escribir en catalán no hay problema, que como se ha podido comprobar, no hay restricciones de ningún tipo en este blog, y menos lingüísticas.
      Respecto a tu comentario, corrígeme si me equivoco pero me acerca al discurso de Pedro Garcia Olivo o de Ivan Illich, en que proponen una sociedad desescolarizada. Creo que su discurso tiene mucho interés, y gran parte de razón, pero también pienso que como sociedad no estamos preparados para algo semejante. Creo que si es posible y más viable la educación en casa. Te dejo un par de links de noticias sobre ello.

      Un abrazo!

      http://www.btv.cat/btvnoticies/2012/03/10/educar-els-fills-des-de-casa-una-opcio-educativa-en-alca/

      http://www.20minutos.es/noticia/74340/0/educar/fills/homologat/

      Elimina